Suscríbete a nuestro Newsletter y llevate un cupón con un 10% de descuento en tu primera compra.

Así nació EME Shop

EME Shop empezó por una necesidad, una necesidad mía por querer vestirme a la moda. La moda siempre ha estado presente en mi vida, siempre me he vestido diferente y siempre me ha gustado destacar y ser vista.
Mare Ramos
Desde muy chica he sido una niña grande. Grande en el sentido de que soy muy alta y "de hueso ancho" lo cual significaba que a veces me veía gorda sin serlo. A los 14 años empece a engordar sin ninguna razón y más de lo normal. Mis papás me llevaron al médico y me diagnosticaron con tiroiditis de Hashimoto, una enfermedad auto-inmune en la cual tu cuerpo ataca a tu cuerpo. En mi caso, atacó la tiroides. En ese momento no había tanta información de esa enfermedad, no sabían muy bien como tratarla y qué efectos tendría. Yo seguía engordando y por más que hiciera dietas o ejercicio, no bajaba como debería. ¡Créanme, hice todas las dietas!

Me acuerdo perfecto que en el momento que empecé a ver que no iba a bajar de peso por más que me matara de hambre, le dije al doctor: ¿qué está pasando? ¿voy a bajar? ¿no voy a bajar? Él me dijo que era un proceso largo, ya que mi metabolismo estaba muy mal. Para mi, por supuesto, fue la peor noticia que pude haber escuchado a mis 15 años. En la plena edad donde empiezas a descubrir quién eres y salir con niños, yo no podía bajar de peso. Me acuerdo que me enojé, me frustré y hasta lloré, pero me dije a mi misma: Mare, ¿esto es lo que quieres? ¿Vivir enojada y frustrada? ¡No! Si no puedes bajar pues ni modo, disfruta la vida y eso fue lo que hice.
Me empoderé, me empecé a vestir mucho mas extravagante. Si la moda era lentejuelas, yo estaba en lentejuelas. Nunca me frenó mi peso, al contrario. Decidí que si ya era demasiado pues iba a ser todavía mas, que si la gente de todas maneras me iba a ver, pues que mínimo se llevaran un espectáculo con verme. Yo era yo, y ni el peso, ni lo que dijera la gente me iba a importar.  Eso fue lo que me dio más seguridad y confianza en mi misma, a la única que le tenía que importar cómo se veía era a mi. Yo me visto para mi, no para alguien más.
 
Sólo tenia una limitante y era que no encontraba ropa que me quedara o me gustara.  Estar en probadores y tiendas antes me encantaba, y luego, pasó a ser mi peor pesadilla, porque lo que me gustaba me no me quedaba. Así es como nace EME Shop, en ese momento de frustración y necesidad pensé: ¿por qué nadie está haciendo ropa padre para nosotras? Eso comenzó todo el proceso de mi proyecto. Quería una marca atrevida, sin reglas, sin limitantes, fashion forward y sobre todo, que nos hiciera sentir guapas, seguras, cómodas y empoderadas. No quería la típica plus size fashion que era la falda más larga porque "a las gorditas no les gusta enseñar pierna". A mi sí me gusta y me hace sentir sexy. Yo quería que la ropa fuera igual que en las demás marcas, únicamente en tallas mas grandes.
Mare Ramos
Estoy segura de que te puedes poner todo lo que quieras siempre y cuando estés segura de ti misma, eso hace toda la diferencia. Que te creas lo bonita que eres, lo simpática, lo buena onda y todas las demás innumerables cualidades que tengas.  Cada una de nosotras es diferente y eso es lo que nos hace bonitas y especiales. Sé tú, no le tengas miedo a ser diferente, al contrario: ser diferente y única es lo que te hace brillar.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados